Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Cápsula endoscópica PillCam

¿Qué puede esperar el paciente? Procedimiento con PillCam COLON

PillCam® COLON utiliza una pequeña cámara inalámbrica dentro de una cápsula desechable y fácil de tragar del tamaño de una vitamina.  Esta pequeña cámara transmite imágenes a un registrador de datos que el paciente lleva en el cinturón, mientras PillCam COLON recorre naturalmente el tubo digestivo. Durante el examen, el paciente está totalmente despierto y no hay necesidad de sedarlo. 
 
La preparación para el procedimiento con PillCam COLON es similar a la de la colonoscopía tradicional. El día previo al examen, el paciente hace una dieta líquida y toma laxantes la noche anterior al procedimiento.
 
A la mañana siguiente, llega al consultorio del médico, donde están listos para el examen. Esto incluye la conexión del conjunto de sensores o cinturón del sensor al abdomen del paciente y el registrador de datos a un cinturón que se le coloca alrededor de la cintura. Después de esto, se le dará al paciente un vaso de agua para ayudarlo a tragar el comprimido del tamaño de una vitamina, y hasta tres tazas adicionales de agentes para limpieza intestinal durante el procedimiento.
 
No es necesaria la sedación para PillCam COLON, de modo que los pacientes pueden retirarse de la clínica o del consultorio después de la ingestión.  El administrador del esquema ofrece alarmas visuales y sonoras fáciles de seguir, a fin de garantizar que el paciente cumpla con las indicaciones del médico y de permitir que los pacientes completen el procedimiento fuera de la clínica.
 
Después de transcurridas seis a doce horas, el procedimiento habrá finalizado. En ese momento, se pueden devolver el registrador de datos y los sensores. La píldora se excreta naturalmente con una deposición, habitualmente en el término de 24 horas.  El médico descarga las imágenes del registrador de datos a una computadora en la que está instalado el software patentado RAPID para su revisión.

 
​​