Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Monitorización del reflujo

Monitorización ambulatoria del pH con cápsula

Dado que los síntomas por sí solos no son suficientes para diagnosticar la ERGE, se recomienda hacer una prueba objetiva.  El sistema Bravo® para medir el pH es la única monitorización ambulatoria del pH con cápsula.  Al usar una cápsula de pH pequeña, que se adhiere transitoriamente a la pared del esófago, los datos del pH se transmiten a una grabadora pequeña durante un total de 48 horas o más. La prueba de pH ambulatoria se considera el patrón de referencia para la determinación del pH y la monitorización del reflujo gástrico, y ayuda a los médicos a diagnosticar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
 
Además, el sistema Bravo® para medir el pH mostró tener una mejor tolerancia y, por ende, los pacientes lo prefieren frente a las pruebas de pH con catéter.1
 
1. Tseng D. et al. J Gastroenterol Surgery 2005;(9):1043-1052